| | | | | | |

Cuando piensa en las toxinas acumuladas dentro de ella por tantos años de comer sin cuidado, en el resentimiento que ha crecido constantemente durante quince años de matrimonio, en las estrías y las varices que surgieron de dos embarazos, solo uno de ellos cumplida, piensa que el interior de su cuerpo debe contar una historia como un árbol. Si rompiera un hueso, tal vez se vería como el interior de una taza de café, plagado de líneas, manchado con manchas marrones.