| | | | |

Confía en que algunos de los mejores días de tu vida aún no han sucedido. Habrá fiestas que te dejarán bailando hasta las 6 am, aventuras espontáneas que te enseñarán más de lo que nunca aprendiste en un salón de clases. Habrá noches que quedarán quemadas debajo de tus párpados, recuerdos que bailarán debajo de tu piel. La vida va a superar tus expectativas, te va a asombrar con su tiempo. Recuerda: no lo has sentido todo. El mundo todavía tiene mucho para ti.

| | | | | | |

Arruinas tu vida al desensibilizarte. Todos tenemos miedo de decir demasiado, de sentir demasiado profundamente, de dejar que la gente sepa lo que significan para nosotros. Cuidar no es sinónimo de locura. Expresarle a alguien lo especial que es para ti te hará vulnerable. No se puede negar eso. Sin embargo, eso no es nada de lo que avergonzarse. Hay algo asombrosamente hermoso en los momentos de magia más pequeña que ocurren cuando te desnudas y eres honesto con aquellos que son importantes para ti. Hazle saber a esa chica que te inspira. Dile a tu madre que la amas delante de tus amigos. Expresar, expresar, expresar. Ábrete, no te endurezcas al mundo, y sé audaz en quién y cómo amas. Hay coraje en eso.