| | | | | | | | | | | | | | | | | | |

Todo lo que has dicho ya no importará un día, solo aquellas cosas que nunca dijiste siempre te perseguirán y estrangularte cada vez que veas tu mundo en la mano de otra persona.

| | | | | | | | | | | | | | | | | |

Háblame de esos días, cuando te parabas en una delgada línea entre los sueños y la realidad, viendo cómo desaparecía lentamente. De repente no hay diferencia entre ambos. Y te desgarras en la nada. Donde tu mente siempre te pedía que estuvieras despierto, temerosa de ser acosada por los sueños y tu corazón te pedía siempre que te durmieras, que escaparas de las manos de la realidad, porque ella también te acosaba.