| | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | |

Finjo estar lleno, pero en realidad estoy dolorosamente vacío. Y es porque con demasiada frecuencia me siento a la mesa del mundo en lugar de a los pies de Dios.

| | | | | | | | | | | | | | | | |

No persigas algo con un corazón vengativo, o te destruirá. El odio envuelve una mano fría alrededor de tu corazón y te vacía.» – Justus

| | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | |

El valor es la manera que tiene Dios de probar las virtudes que profesas tener y tu nivel de compromiso con todo lo que crees que eres.

| | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | |

Tal vez debería detenerme mientras estoy adelante. No, nado con demonios marinos. No hay un dulce verano sintonizado en la radio sobre mi paisaje desértico sin sol. ¿Cómo arde sin el sol?

| | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | |

Nos conocimos un verano extraño en una maraña regular de telarañas pegajosas. Tenías el dulce aire de los ángeles, pero yo… me ahogué con los espíritus malditos en los océanos de lava temiendo tu… frecuencia estática extranjera y ojos gris verdosos (juro que lo son incluso si tú… piensa lo contrario): tempestades tempestuosas, más tranquilas que la mía- brasas bravas, vacías y muertas hablas de almas como crees siempre optimista en pesimista piel de marfil y malla de titanio…

| | | | | | | | | | | | | | | |

Hay un mal arrastrándose por dentro La oscuridad me tiene firmemente agarrado Hay un deseo ardiendo dentro La ambición busca reemplazar el aire que respiro Hay una voz, una voz implacable en mi cabeza Mi paz me ha abandonado No hay nada más que soledad Un lugar hueco que no puedo rastrear Un vacío lleno de nada más que espacio Un dolor con el que nadie puede relacionarse Solo soy una niña inocente que anhela la tranquilidad Pero me estoy desvaneciendo El miedo se ha apoderado de mí

| | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | |

No es que me hayan invitado al hoyo en el que estoy parado. Es que acepté la invitación.