| | | | | | | | | | | | | | | | | | |

Todo lo que has dicho ya no importará un día, solo aquellas cosas que nunca dijiste siempre te perseguirán y estrangularte cada vez que veas tu mundo en la mano de otra persona.

| | | | | | | | | | | | | | | | | | | | |

¿Alguna vez te has sentado en un asiento junto a la ventana en el tren de tus recuerdos mientras llueve a cántaros? La lluvia tiene ese ridículo poder de despertar todos los ángeles y demonios dentro de nosotros a la vez, ¿no es así?. De repente hay una guerra dentro de nosotros entre ambos lados. No podemos hacer nada más que apretar los puños y ver nuestro tren descarrilar y tomar un camino que nunca antes habíamos cruzado. Todo lo que sabemos en ese momento es que vamos a estrellarnos en alguna parte. O nuestros demonios ganan o los ángeles, vamos a salir heridos en alguna parte.