| | | | | | | | | | | | | | | | | | |

La belleza no es superficial. Es hasta los huesos. En lo profundo del corazón. En lo profundo del alma. Sólo poner a dormir. Cuando nos pinchamos el dedo con el miedo. La belleza no se puede comprar ni fabricar. Sólo puede despertarse a través de la risa, la vida y el amor. A través de ser tú y ser verdadero.