| | | | | | | | |

Estamos persiguiendo la felicidad y no nos importa la felicidad de las personas que importan. Probablemente, acertamos con nuestras prioridades, pero fallamos al establecer un orden. Creamos un caos con la esperanza de que el mundo cayera en su lugar.