16. Los cristianos nunca deben consultar a astrólogos, psíquicos o practicantes de brujería (ver Isaías 47:13-14). Por lo general, son farsantes que solo pretenden tener poderes extrasensoriales. Pero en algunos casos, están trabajando en cooperación con Satanás. En lugar de manipular este mundo malvado, el único Dios verdadero quiere que le traigamos nuestras necesidades, problemas y decisiones. Él ha prometido guiarnos a toda la verdad (ver Juan 8:32).

James C Dobson